Centro Cultural y de Convenciones de Durango


Historia


    Al acercarse el centenario de la Independencia Mexicana, el presidente Don Porfirio Díaz recomendó que en todos los estados que se realizarán construcciones como conmemoración. En Durango, se decidió construir la Penitenciaría, el Teatro Principal y el Hospital Nuevo; Siendo el último aquel que se convertiría en el actual Centro Cultural y de Convenciones Bicentenario.
    Ante la falta de recursos, el gobierno estatal condicionó la participación de los accionistas en la construcción del “teatro nuevo” (ahora Teatro Ricardo Castro) a una donación de 500 pesos por socio para la edificación del nuevo hospital.









    Con los 21 mil pesos reunidos de los accionistas, más 13 mil 600 de donativos del público general y un terreno cedido por el gobierno, se iniciaron oficialmente los trabajos de su construcción el 5 de mayo de 1899.El proyecto del hospital fue propuesto por el doctor Mariano Herrera y Jaime, tomando en cuenta las recomendaciones del doctor Manuel Pasalagua, sugeridas en 1874 para la creación del Hospital General de México.
    En febrero de 1904 se interrumpió la construcción del hospital nuevo, faltando sólo los enjarres, pavimentos y puertas; esto debido a que el gobierno decidió dar preferencia a la obra de la nueva penitenciaría






    En el año de 1911, al tomar la ciudad el ejército revolucionario en una entrada pacífica, el General Domingo Arrieta dispone que el edificio se destine para ser Hospital Militar, continuando la construcción con base en el proyecto original.
    Siendo presidente de la República, El Gral. Lázaro Cárdenas dispuso que las instalaciones se emplearan para la creación de uno de los “Institutos del Ejército”, que eran escuelas de educación básica para los hijos de militares, así como los niños que habían quedado huérfanos a causa de las luchas revolucionarias. Así en 1938, con el nombre de Internado de Enseñanza Primaria "Hijos del Ejército" No. 8. Profesora Juana Villalobos comenzó con sus actividades de enseñanza.








    El 2 de febrero de 1998, las instalaciones fueron ocupadas por el Conjunto Cultural Durango, creado por el entonces gobernador Maximiliano Silerio Esparza. El edificio fue tan simbólico para la institución, que incluso formó parte de su logotipo hasta el año 2007 cuando fue reubicada. En este proyecto también se consideró la rehabilitación de edificios para una sala de Conciertos, un Teatro de Danza y espacios para los grupos artísticos.












    Un 15 de septiembre, en 2010, el gobernador Jorge Herrera Caldera, anuncio que el edificio que se convertiría en la conmemoración del bicentenario con el nombre de Centro Cultural y de Convenciones del Bicentenario.